¿Cómo hacer un buen brief de proyectos (de diseño gráfico)?

¿Cómo hacer un buen brief de proyectos (de diseño gráfico)?

El no utilizar un brief, cuando se trata de ofrecer servicios de diseño, puede ser una odisea. Están los clientes que se dejan asesorar por el profesional  y está el otro tipo que quieren hacer el trabajo del profesional.

Muchos diseñadores no le facilitan al cliente el tan necesario brief (y si no sabes qué es ese documento tan importante) llamado también briefing, te lo explico. Son una serie de preguntas  que se le entregan al cliente antes de comenzar un proyecto para conocer de una manera más profunda y directa qué necesita y a dónde quiere llevar su proyecto. Es una herramienta de organización y presencia.

Un buen brief debe llevar datos específicos:

 

 

Historia, misión y visión de la marca o producto son detalles que no debes dejar pasar por alto.

 

 

Las marcas, como las personas tienen una personalidad, esto permite al diseñador saber qué elementos colocar (desde color hasta elementos geométricos)

 

La gran mayoría de sus clientes posan los ojos en la competencia o en trabajos realizados por otros diseñadores para obtener referencias. Esto facilita el proceso de investigación, al tener parámetros necesarios para la inspiración o para saber qué no se debe hacer.

 

 

Cada marca o producto va dirigido a un público en específico. Por ejemplo, una aseguradora se dirige a un público adulto y además serio, por lo tanto los colores y elementos deben representar sobriedad, seguridad, confianza, tranquilidad.

No podemos dejar este factor al azar ya que nos dará uno de los caminos que nos permita llegar a Roma (metafóricamente hablando).
 Es necesario preguntar ¿qué clase social representa? ¿a qué género se comunica? ¿qué edad representa su target?

 

 

Todos tenemos un factor que nos diferencia, las marcas y los consumidores no escapan de esta realidad. Esto nos ayudará a reforzar el punto que 4 (público objetivo), ya que nos da un valor subjetivo de esa personalidad a la cual se le venderá el producto o servicio.

Por eso recomiendo, pedirle al cliente una descripción de la marca tal cual si fuese una persona real. La respuesta debería ser algo así:
“Seguplus es un señor muy respetuoso, con valores muy arraigados, demuestra calma, serenidad y confianza a la hora de hablar con sus allegados y asesorados. Le gusta degustar un café al final de la jornada laboral junto a unas galletas en una cafetería muy acogedora vía a su casa”.

 

 

Nos ayudará a saber qué elementos necesitaremos para que se visualicen de la mejor manera en espacios impresos o digitales. En el caso de aquellos utilizados netamente para impresiones, como etiquetas para productos, no es necesaria esta pregunta, su diseño dependería de las directrices que nos den con respecto a las dimensiones de esta.

Si se fuese a realizar un logo si es necesario, ya que este tiene infinidad de soportes (papelería, uniformes, etiquetas, digital ) que tienen que tomarse en cuenta para que en cada uno de estos se pueda apreciar óptimamente el logo.

 

 

Por lo general, un tema delicado, y no tan descabellado es pedir presupuesto en el brief.

La idea es cuestionar al cliente sobre el monto destinado para el servicio que ha solicitado, así se puede adecuar al presupuesto del cliente o convencerlo de por qué valdría más la pena invertir más dinero del presupuestado, y de esta manera preservar la calidad de lo que se le está ofreciendo.

 

En algunos casos los clientes necesitan un diseño  “para ayer”, como hay otros que no tienen tanta prisa. Tener determinado el deadline o tiempo de entrega es de vital importancia, nos ayuda a organizar nuestro tiempo de trabajo.

 

Recuerden:

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *