Inteligencia Artificial – ¿Qué nos depara?

Inteligencia Artificial - ¿Qué nos depara?

Cuando decidimos hablar sobre inteligencia artificial rápidamente nos relacionamos con el mundo de la ficción. Esto es porque este tema durante décadas fue tela para cortar de las historias sobre el futurismo y sociedades, donde la tecnología había formado una revolución.

La cuestión es que muchas de estas tecnologías que años atrás parecían inaccesibles, ahora están a nuestro alcance y en mucho menos tiempo de lo que muchos podíamos esperar.

 

Los últimos años han sido artífice de grandes avances tecnológicos…

Que han impactado significativamente nuestra sociedad, ya que están a la mano de casi todos e influyen de forma directa en nuestra vida cotidiana.

La automatización y la inteligencia artificial son protagonistas del paradigma tecnológico en el que nos encontramos. A la fecha ya hay gran cantidad de innovación en estos campos y es estimable que lo que nos depara sea mucho más grande.

Ahora bien, hablemos sobre la Inteligencia artificial.

Esta podemos definirla como todo interacción inteligente, valga la redundancia, emanada de una máquina, máquina que es capaz de responder a su entorno a causa de que es capaz de recolectar inmensas cantidades de información de este entorno haciéndola actuar de una manera muy cercana a lo natural mediante algoritmos que crean una lógica formal. Justamente la emulación de la forma como aprendemos nosotros los seres humanos.

 

En el presente, lo desarrollos relacionados a la inteligencia artificial tienen mayormente un enfoque empresarial.

La masiva recolección de datos a través de las redes proporciona data que encaminan de forma inteligente a las empresas a que se sigan patrones de negocios exitosos y así repetirlos.

Específicamente la IA estaría ayudando a las empresas a la toma de decisiones en relación a la economía, mercadeo y publicidad.

Es estimable que para este año el despliegue de la inteligencia artificial por parte de las empresas incremente más de un 60%.

Existen instituciones de salud donde afirman que el despliegue de la inteligencia artificial sería una gran herramienta para salvar vidas debido a que podrían proporcionar soluciones inmediatas a emergencias médicas basándose en el suministro efectivo y acertado de millones de datos previamente recolectados de experiencias medicas anteriores.

 

Un artículo del Huffington Post publico varias innovaciones que dejaron los últimos años en relación a la IA, son:

Un equipo de Google que consiguió crear un cerebro artificial que juega un videojuego mejor que un jugador humano, sin haber recibido ninguna instrucción sobre en qué consiste el juego.

El ordenador Watson de IBM , que venció a los mejores campeones de la historia en el concurso norteamericano de preguntas y respuestas en el concurso de televisión Jeopardy.

Un algoritmo capaz de descubrir tu edad, género, profesión, nivel de inteligencia, opinión política e incluso tendencia sexual por tu actividad en Facebook. Desarrollado por La Universidad de Cambridge.

Microsoft puede saber tu edad únicamente con ver una foto tuya.

Boston Dynamics fabrica robots capaces de moverse como un caballo y desplazarse sin problemas por senderos helados.

En la Universidad de Ciencia y Tecnología de China han elaborado una maquina capaz de obtener mejores resultados que los humanos en un test de inteligencia.

 

¿Las maquinas ya sustituyen al hombre?

Hallamos también la implementación de asistentes virtuales que son capaces de interactuar con asombrosa naturalidad con los clientes al momento de solicitar asistencia o servicio de atención al consumidor.

La máquina adquiere esta capacidad simple y llanamente recolectando datos para crear texto, es posible que utilizando un chat de servicio técnico y atención al consumidor hayas interactuado con una y no lo sabes!

 

Robotina (de la famosa serie infantil los supersónicos) podría existir.

Si nos vamos al rango hogareño encontramos los asistentes por voz como el Amazon ECHO o el Google Home. Estos altavoces inteligentes son capaces de interactuar contigo proporcionándote información sobre múltiples cosas como el clima, trafico, noticias y hasta rastrear una orden de compra por internet de manera increíblemente natural.

Un ejemplo claro de la naturalidad con que puede llegar a interactuar una maquina con el ser humano es Sophia, un androide desarrollado por la compañía Hanson Robotics radicada en Hong-Kong, que posee una increíble capacidad social. Es el resultado de la unión de la animatrónica con la inteligencia artificial.

Sophia es el primer Robot que ha recibido una ciudadanía, Árabe Saudí para ser específicos y es toda una figura pública. Es capaz de mantener una el contacto visual y una conversación usando gestos faciales con algunos errores pro bastante acertados.

Se estima que Sophia pueda prestar un excelente servicio en cuestiones de educación, medicina, terapia y servicio al consumidor.

Es así, las máquinas están dispuestas a seguir recolectando información y aprendiendo sin cesar con las plataformas de aprendizaje virtual o machine learning platforms.

 

¿Tendrá esto límites? ¿Podrá tornarse esto negativo para los seres humanos?

Efectivamente muchos lo temen. Imaginar que Skynet se vuelva un hecho de la realidad no puede ser tan descabellado.

Grandes figuras de la ciencia como Stephen Hawkins y Elon Musk aseguran que una pérdida de control sobre estas tecnologías podría ser catastrófica para la sociedad como la conocemos.

Esto es totalmente posible porque como ya lo nombraba la capacidad de la máquina de adquirir conocimiento puede no tener límite y la posibilidad de la pérdida de control sobre esta podría significar la independización de la inteligencia artificial.

 

 

Además se suma el hecho de la mala intención que el ser humano pueda agregar. Hay quienes podrían hacer uso de esta tecnología para recurrir al daño de la sociedad y no solamente de forma física o directa, sino también al vulnerar la privacidad de la que todos tenemos derecho como seres conectados.

 

Es así, el peligro de la inteligencia artificial radica en el ser humano más que en la propia máquina.

 

Muchos afirman que los avances tecnológicos en la actualidad están enfocados a hacer al ser humano menos propenso a hacer sus tareas por cuenta propia. Una dependencia de todos estos avances tecnológicos estaría limitando la capacidad que tenemos como seres desarrollarnos intelectualmente.

El tema solo requiere de mantener el control y balance sobre este tipo de tecnologías. Mantenerlas en su estatus de herramientas o soporte y no al contrario.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *