Internet: La nueva Aldea del Marketing

Internet: La nueva Aldea del Marketing

Henos aquí, en la Aldea Global de McLuhan. Un mundo en el que la opinión publica habla más que hace cincuenta años, más que hace veinte años. Habla incluso más que hace un mes. Ella siempre tuvo mucho que decir, pero ahora sabe cómo, tiene las herramientas como una extensión propia de su cuerpo y las utiliza para masificar toneladas de datos.

 

¿De donde viene todo esto?

Cuando apenas se asomaban los años sesenta, el filoso canadiense Marshall McLuhan, dio al mundo una pista de lo que sería la interconexión como un factor de gran impacto social, una bofetada al mundo de los medios de comunicación tradicionales. Actualmente, estos estudios han rebasado expectativas en escuelas de periodismo, publicidad y comunicación a lo largo del mundo.

Seguramente este visionario de los medios no vio venir la jugada maestra del Marketing, quien todas se las ingenia para emboscar al internet de forma creativa y darle de qué hablar a esa masa hambrienta por consumir contenido. Si bien las Redes Sociales no fueron diseñadas para vender, nadie nos dice que con un poquito de ingenio o disimulo no se pueda.

“La mayoría de las personas viven en una época anterior, pero uno debe vivir en su propio tiempo”

Marshall McLuhan

 

“Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma no le va a rogar a la montaña”

Las calles ciegas son abrumadoras, el encierro genera estrés y la saturación publicitaria o propagandística trasciende en desprecio. Y más aún cuando usamos canales familiares (redes sociales) para ello.

Entendiendo entonces que las emboscadas solo auguran fracaso para las organizaciones, hacerse un espacio en la vida de un usuario no es difícil cuando se sabe escuchar y comunicar asertivamente otorgando VALOR real a comunidades segmentadas, o lo que conocemos como target.

En este punto, resulta totalmente necesario analizar estas dos estrategias que algunas top brands están aplicando para calar o hacerse hueco en su mercado meta: ser amigables y generosas.

Vender sin que lo parezca, esa es la meta.

Cuando una marca decide estar en internet o en la tan aclamada “Aldea Global”, debe ganar la confianza de los usuarios se encuentran consumiendo contenido; lo ideal es formar una relación marca – seguidor con bases sólidas en el engagement, que la gente sienta que esa marca les aporta más de lo que pueda estar comercializando porque lo entiende y respeta como individuo. El problema nunca ha sido vender en medios digitales, el verdadero reto es vender sin que lo parezca.  

Si estás dando tus primeros pasos en el mundo 2.0 inicia despacio.

¿Una fórmula maestra?

No existe. Pero piensa en lo siguiente, si en cada publicación le dices a tus lectores “llámame, cómprame, mi marca es la mejor” Puede que una o dos personas te compren porque fue un impulso de necesidad. Pero no tendremos conversión, ese cliente la próxima vez se irá con otro proveedor. No hay fidelización.

Por eso, en lugar de ser invasivo, inicia explorando comunidades similares a las tuyas para entender cómo se comportan, luego saluda y toma el tiempo necesario para construir pilares solidos arraigados en calidad de seguidores. Luego ellos serán los voceros de tu propuesta de valor.

El Internet no es la mágica solución para tu empresa

Pero el buen uso del mundo digital con las herramientas que él proporciona, te permite llegar a clientes nuevos y afianzar la relación de tu marca con los que ya tienes.

¡Hasta pronto!

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *