Marketing de Guerrilla: ¿No convencional pero más efectivo?

Marketing de Guerrilla: ¿No convencional pero más efectivo?

Si hablamos de el “principio de los tiempos” el concepto general del marketing se ha visto unido completamente al ser humano en su vida diaria, donde podemos destacar que en su más simple percepción, se logra definir como ese proceso o habilidad que busca satisfacer las necesidades y/o el intercambio bienes y servicios, el cual ha evolucionado significativamente de la mano de la publicidad día por día.

 

¿Y cuál es realmente su objetivo?

Adentrándonos en épocas verdaderamente antiguas, encontraríamos como se ha utilizado de manera inconsciente, en relación al instinto o curiosidad del hombre por crear e inventar nuevos métodos para saciar carencias y reducir la dificultad de diferentes tareas en la cotidianidad.

No obstante, como causa de la transformación del marketing (y de tantos conceptos), éste ha despejado de sí mismo una gran cantidad de elementos y características que han buscado tanto especializarse como enriquecerse según los tiempos fuesen cambiando, por lo que sin dudarlo nació en un tramo de la historia el “marketing de guerrilla”.

 

Pero, ¿Qué lo compone?

Uno de los factores que identifica al marketing y en este caso al de guerrilla en cuanto a su esencia sería su capacidad de innovación con facciones propias y algunas otras un poco más adaptadas. Si queremos un concepto más explícito y fácil de entender, se explica como la rama de la publicidad que se establece como un conjunto de técnicas no convencionales apostando por un mayor alcance con una mínima inversión.

 

 

Por esta razón, su fuerte se centra en entornos urbanos y cotidianos para acentuar la creatividad y buscar en todo momento atraer la atención de una forma particular sin gastar cantidades significativas de dinero. Una de las estrategias más conocidas y utilizadas del marketing de guerrilla sería inyectar numerosos sistemas virtuales o reales que causen un impacto viral para “auto-multiplicarse” por medio de los mismos consumidores.

 

Sin embargo no es la única forma de aplicarlo

Otra técnica bastante utilizada es el llamado “Flahsmobs”, este se basa en organizar “reuniones” que parezcan espontáneas con grupos de personas que hagan algún tipo de actividad pre-definida para llamar la atención de un público específico.

En resumen, se trata de utilizar al máximo la creatividad para generar propuestas de marketing que tengan la probabilidad de ser exitosas reduciendo los gastos a lo más mínimo, hacer cosas que otros simplemente se privan de hacer, intentar sorprender al consumidor con elementos pocos convencionales donde no tenga noción de que se está haciendo publicidad, eso es el marketing de guerrilla.

 

¿Cómo llevar el Marketing de Guerrilla a la práctica?

Para “aplicar” de forma exitosa el marketing de guerrilla, debemos recordar primero sus elementos más importantes, ya sea su concepto de utilizar los medios habituales con un enfoque mucho más original que obligatoriamente llame la atención.

Otro punto importante que beneficia bastante a una marca al momento de utilizar esta técnica, sería optar por no emplear demasiado dinero, aunque esto no significa que dejarás de gastar y tendrás algo realmente efectivo, sin olvidar los tres aspectos fundamentales del marketing, ingenio, gracias e imaginación, por lo cual nos vamos directamente a lo siguiente:

 

¡EL PRIMER VISTAZO Y LA SORPRESA SON FUNDAMENTALES!

 

Los primeros segundos donde el cliente es espectador son los que más cuentan, ya que de ello dependerá que el mismo se mueva para seguir observando según sea el caso. Un ejemplo claro sería la siguiente utilizada por Colgate, donde si nos fijamos bien, cualquier paleta de helado sería la típica ovalada en su punta, pero esta tiene forma de cepillo para dientes, por lo que no dudarías en verlo ni un segundo.

 

 

¡DEBE SER DESEADO!

 

Nuestro Marketing de Guerrilla debe provocar el deseo de saber más. Pero, ¿Cómo lo logramos?

Entre los más comunes estaría proporcionar algún incentivo gratis, no obstante, el cliente puede inmunizarse a esto, por lo que se debe pensar un poco más y ofrecerle algo que tenga un “valor real”, es decir, que pueda serle útil. Observemos este ejemplo, una bolsa que podrán utilizar cuantas veces sea posible, además… ¿Quién no querría tener una como esta?

 

 

¿LA CURIOSIDAD MATÓ AL GATO?

 

La curiosidad suele ser sin duda uno de los elementos más utilizados para abarcar todos los puntos que conforman al marketing. Podemos verla de forma evidente en los trailers de tu película o serie favorita, donde dejan algunos cabos sueltos en partes importantes, ya que debe ser relevante para el espectador, solo así podremos estar en su mente y ahí entenderemos que realmente funcionó. En la siguiente imagen podemos observar como le funcionó a esta marca.

 

 

¡SIN HUMOR NO HAY NADA!

 

El humor, tanto como el marketing, ha estado estrictamente unido a nuestro ser desde el principio de los tiempos. Si bien, es importante, también es difícil de manejar por ser un arma de doble filo, por ende, hay que tener en cuenta qué tipo de cliente comprará nuestra marca para no rayar el mal gusto. La imagen de abajo nos muestra como jugar con el humor en el marketing gastronómico. ¿No te provocan unos espaguetis?

 

 

¿Quieres entender un poco más este tipo de marketing? ¡Mira estos ejemplos!

 

 

LOS MÁS EXITOSOS

 

  • Flashmob de Glee.

Su triunfo tuvo auge con menciones en los medios de comunicación y millones de visitas en Youtube.

 

 

  • American Greetings y su vídeo viral

Consiste en una entrevista falsa de trabajo que es realizada a personas reales para hacer referencia al día de las madres. Logró mantener la atención de millones de personas durante más de 4 minutos en internet, y eso en dicha plataforma es bastante.

 

¡OTROS EJEMPLOS!

 

 

 

Sigue aprendiendo cada vez más sobre este sorprendente y extenso mundo del marketing con nosotros. ¡No dejes de ver nuestro blog!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *